Campus Virtual
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Entrevista a Luis Guerra, nuevo coordinador de ‘Inmaterial’

El artista visual, doctor en Filosofía y profesor de BAU asume la coordinación de la revista científica del centro

La revista Inmaterial. Diseño, arte y sociedad es uno de los baluartes del área de Investigación de BAU. Desde su lanzamiento en 2016, Inmaterial ha sido puerto y faro para profesionales e investigadores en diseño, ofreciendo mapas, rutas y canales a todas las personas apasionadas por la evolución de una disciplina en constante transformación.

Tras una etapa inicial capitaneada por el doctor Ramon Rispoli y la doctora Mara Martínez en la que han visto la luz los diez primeros números, la revista empieza una nueva andadura coordinada por Luis Guerra. Artista visual, doctor en Filosofía y profesor de BAU, Guerra coge el timón de la nave en un momento en que el diseño cobra un protagonismo inédito en un mundo convulso en el que urgen soluciones críticas y creativas.

 

Echoicity of the unplaceable, 2017, Centre d’Art Fabra i Coats, Barcelona – cortesía del artista

 

¿A qué retos se enfrenta la nueva coordinación de Inmaterial?

El objetivo es que crezca como revista y pueda atraer más voces críticas, constituyéndose en una plataforma de discusión, debate y exploración de temáticas propias del ámbito multidisciplinar del diseño contemporáneo e histórico, como en particular a lo que llamaré desde ahora investigación-diseño.

¿Qué supone para ti asumir la coordinación?

Significa una enorme responsabilidad profesional en muchos niveles. Por una parte, es una responsabilidad fundamental dar continuidad al proyecto iniciado por otros profesores y profesoras de BAU, lo cual significa observar y aprender de lo realizado, comprender el objetivo que se ha trazado, dentro de un contexto cultural global complejo, en medio de un marco académico internacional enrarecido por la pandemia. Por otra parte, para mí significa asumir un compromiso para con esa continuidad, desarrollando una nueva identidad desde ahí.

¿Cómo valoras hasta la fecha la trayectoria de la publicación, y qué posibilidades de futuro le ves?

La revista ha desarrollado una trayectoria que le ha permitido situarse en el mapa cultural de la ciudad y del país. Es indudable que el trabajo realizado con anterioridad nos da el contexto fundamental para asumir el reto de continuar el proceso iniciado y buscar desde allí nuevos modelos que se ajusten a los intereses actuales de BAU. Mi valoración del trayecto hasta ahora es absolutamente positiva. Sin ese trabajo acumulado sería imposible asumir los desafíos de un cambio de época como estamos observando globalmente.

¿Qué debates consideras que se han de abordar desde los ámbitos del diseño o del arte?

Aún no sabemos qué afectos están creciendo en esta experiencia global que estamos viviendo, entre nuestros cuerpos, entre nuestros comportamientos sociales. Tampoco sabemos exactamente cómo afectará esta experiencia biológica colectiva a la economía, la política y la industria. Pero está claro que, como siempre, los ámbitos de la formación de mundos, como el diseño y el arte, serán las superficies de recepción y exposición de estos cambios. Es por lo que nuestro interés es justamente operar desde este ámbito actual de incertidumbre y cuestionamiento crítico.

¿A qué ámbitos te refieres?

Casi todos los que están siendo tocados por esta experiencia biomundial. Las formas en que pensaremos, las formas en que comenzamos a percibir, las formas en que esta experiencia se desplegará serán un elemento que considerar para pensar los cambios que el diseño y el arte comienzan a evidenciar. Si puedo avanzar una idea aquí y ahora, es la de multilateralidad e interseccionalidad de estas materias. Es evidente que el diseño y el arte son territorios en constante construcción y deconstrucción, son prácticas filosóficas y analíticas del hacer-mundo.

¿Y qué rol puede asumir Inmaterial en este contexto?

Inmaterial espera poder ser plataforma para que estos debates, que redefinirán espacios comerciales, políticos y sociales tengan un espacio de reposo, asociación, lectura y entendimiento. Es fundamental asumir este “lugar” que tiene el diseño como herramienta de pensamiento y, por tanto, de formación de mundo, entre diferentes, nuevos, complejos sistemas disciplinares y no-disciplinares.

 

Gramsci Seminar, 2012, La Capella, Barcelona – cortesía del artista

 

¿Sobre qué ejes están planteados los diferentes números de la revista?

La etapa que se abrirá tiene por objetivo asumir cada número como espacio de recepción para lo que llamo investigación-diseño. Esta idea no me es propia, nace del contexto de lo que se está cocinando lentamente en BAU. Somos un centro de diseño que prepara nuevos profesionales en un contexto de mundo en transformación. La plasticidad implícita en el modo de pensar y sentir que se imparte en BAU, y que crece en el espacio pedagógico, inventa esta noción de una práctica que asume la investigación en y desde el diseño como parte de diseño mismo. La revista, por tanto, intentará reflejar esta cultura investigativa que crece desde BAU, pero que también está en proceso de desarrollo en otras instituciones educativas, científicas, y culturales, no solo en el espacio comunitario sino globalmente.

¿cómo se concibe el diseño desde Inmaterial?

El diseño no es una mera herramienta para resolver problemas, es una práctica de hacer mundos. El diseño cruza diferentes ámbitos de la realidad en alianza y asociación con otras disciplinas, tradiciones, lenguajes y performatividades. Y a la vez, el diseña asume esta multidiversidad de formas abiertamente, porosamente. Nuestra revista, como aparato de reflexión debe representar estos cambios que están sucediendo aceleradamente. Esta reflexión está al centro de las directrices de los números que vendrán.

¿Cómo puede contribuir Inmaterial a fomentar la investigación en y con diseño?

Una revista de investigación académica debe sobre todo operar como la superficie de resonancia de los debates y análisis que se estén estructurando alrededor del diseño ahora mismo. Inmaterial es una revista que debe situarse en un contexto global que está en proceso de construcción. Es por lo que el enfoque es doble: por una parte, continuar ampliando ese espacio de resonancia que debe ser una revista científica, universitaria, académica, pero a la par, otorgándole a esa investigación la plasticidad suficiente para que esa contribución científica, analítica, desde la investigación-diseño pueda operar desde las nuevas materialidades con las que esa propia investigación se está produciendo. Es decir, nuestra idea es fomentar la investigación-diseño tanto desde el rigor del contexto académico como también desde la apertura experimental que la investigación propiamente despliega.

¿Es posible combinar una revista científica, que se basa en estrictos criterios de rigor, con la necesidad de exploración estética y creativa propia del diseño? ¿Cómo marcará la diferencia respecto a otras publicaciones homólogas?

Los ejemplos de revistas internacionales que están ya componiendo un campo de encuentro entre ese rigor científico, necesario para el propio desarrollo de las disciplinas e interdisciplinas de la investigación-diseño, y los aspectos de creatividad propios del diseño en todas sus condiciones es un hecho que tenemos considerado. En este sentido, Inmaterial tiene el desafío de justamente crear una nueva perspectiva, desde BAU y su singularidad, que aúne estos ámbitos, no solo a través de un cambio de la plataforma revista como tal sino en la necesaria colaboración creativa con otros cuerpos académicos, centros de estudio, campos disciplinares e instituciones de investigación. Inmaterial debe devenir social en el sentido que le da Latour a esa palabra, un espacio de asociaciones.

La diferencia con otras revistas la marcará nuestro propio campo de definición sobre lo que pensamos en BAU de la investigación-diseño. Y es este propio carácter científico de BAU, este entendimiento crítico de la práctica, lo que marcará la identidad de Inmaterial. Buscaremos que esa investigación-diseño se manifieste lentamente, como propone Michelle Boulous Walker.

 

The Act, 2015, Baden Württemberg Kunstverein Stuttgart, Stuttgart – cortesía del artista

 

¿Cómo pueden ayudarnos la filosofía y el arte a entender la complejidad del mundo actual?

El arte y la filosofía, fuera de los ámbitos disciplinarios conservadores en los que constantemente se ven encorsetados, han dejado de ser dos entidades que se explican mutuamente. Ambas son prácticas intersectoriales, interconectadas y entretejidas. El mundo es pura multiplicidad, pura complejidad. Las filosofías y las artes son espacios o superficies de resonancia desde dónde podemos “ralentar” la velocidad de lo que ocurre, y el ruido que el aparataje conservador hace alrededor. Esa ralentización es enormemente importante, pero necesita aparatos de operación. Una revista, hoy, debe tender a ser ese lugar de “doblaje” en el sentido de “bending”. La experiencia de Inmaterial ha de ser ese lugar en el cual la complejidad es espaciada por un doblez, por un pliegue. El filósofo francés Jean Louis Déotte propone que los aparatos culturales son “para-misiles”, permiten extender la aceleración para poder vivir lo que ocurre. Las filosofías-artes son aparatos que nos sustraen al mero acaecimiento de las cosas.

Ya está abierto el call for papers para el siguiente número. ¿Cuáles serán sus líneas principales? ¿Qué contenidos encontrará el público?

Estamos en una etapa de transición de la revista Inmaterial. En los próximos números iremos ajustando los cambios, que esperamos se reflejen en poco tiempo de cara a la comunidad científica con la que queremos entrelazar BAU como universidad y centro de estudios, pero sobre todo como centro de investigación en y a través de las prácticas del diseño. El número que saldrá reflejará ya en parte ese ímpetu que queremos otorgar al proyecto de la revista: la investigación en y a través de las prácticas del diseño como un espacio complejo, paradigmático, que cruza diferentes ámbitos de la construcción de las sociedades contemporáneas. Hoy no existe una única dimensión de la práctica del diseño. El diseño es complejidad en sí misma, y su investigación queda más allá del borde resuelve-problemas que constituye el dogma modernista.

Es por lo que el call lleva por título Investigación en diseño: prácticas y formas. A partir de una frase fundamental del análisis estético contemporáneo, que retoma el sentido de sensibilidad de la estética como praxis, formulada por el filósofo norteamericano Alva Noë y desplegada en su libro Strange Tools, Art and Human Nature: «Somos diseñadores por naturaleza«, nos proponemos asumir esta condición de investigación-diseño en tanto que forma corporizada (embodied) situada (situated) y entramada (interwoven) en y con nuestra base biológica, orgánica. Es por lo que estamos siempre en un proceso de retroalimentación creativa, en un encuentro y diálogo organizativo, en constante diseño de mundos. Hacer-mundo, como sugiere el antropólogo inglés Tim Ingold, supone este generativo entrecruzamiento entre prácticas y formas, metodologías y fenómenos, haceres y conocimientos. Sin embargo, la investigación en diseño y arte sigue constituyendo un ámbito académico controvertido. El paradigma institucional de la investigación lineal, arborescente, cataloguizante, parece constreñir los modos de aparecer en áreas donde la práctica conforma territorios fragmentarios, en diálogo, solidariamente operativos, colectivamente constituidos.

En este nuevo número de Inmaterial, nos encontraremos con un territorio de formas y prácticas contemporáneas analíticas, donde los aspectos metodológicos, formales y técnicos más amplios que implican la investigación en diseño y arte puedan exponerse en su complejidad.

Por último, ¿cómo resumirías la esencia de la revista?

Inmaterial no quiere encasillarse porque su materia, el diseño, es multiforme, pluridiversidad. Sin embargo, sí quiere convocar a profesionales de la creación, investigación y pensamiento de diferentes situaciones y corporalidades a participar en un territorio de construcción mutuo. Esperamos que en este proceso el público propio de la “disciplina encuentre no solo una ventana sino un campo de cultivo de lo que el diseño es hoy.

Últimas noticias

Inauguración de la exposición «El cuerpo como nación» de Lizette Nin en HAUS

hace 9 horas

“I’M, la (no) passarel·la” que no desfila, sino que exhibe

hace 13 horas

SINAPSIS, la instalación del cuerpo y la mente, en el Sónar + D

hace 15 horas

Razzmatazz se viste de los másteres en diseño de moda

hace 1 semana

Otras entrevistas

El triunfo de PEÜCS, la primera exposición de proyectos de Bellas Artes

Dot Lung, social media strategist y docente: «Es importante que las nuevas generaciones utilicen canales más privados»

Entrevista a Cristina Goberna, coordinadora de la Universidad de Verano

Mónica Rikić, docente en BAU: «Necesitamos dedicarle tiempo a las cosas»

Costanza Baj, Alumni de BAU, revela los secretos detrás del éxito de ‘Beyond The Fringe’

Entrevista a Luca Picardi, «Brand Strategist» y profesor en BAU