Campus Virtual
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Entrevista a Julia Pérez de Eulate y Carla Quirante, fundadoras de La que va a caer

Las dos alumni del Grado en Diseño han lanzado un estudio inquieto y audaz desafiando un presente adverso

Se acaban de graduar y ya se han lanzado a la piscina. Las alumni del itinerario de Diseño Gráfico Julia Pérez de Eulate y Carla Quirante saltan al ruedo profesional con La que va a caer, un estudio joven, polifacético y ambicioso cuyo texto de presentación es ya toda una declaración de intenciones:

“Un lugar donde todo cambia, lo esencial se transforma, las tendencias son líquidas. El esfuerzo sostenido de perseguir una idea, como si de una gota de lluvia se tratase. Somos narración analógica y digital. No te lo esperas, venimos como el que el agua que cae, emerge. ¿Existe algo más necesario que el agua? Somos La que va a caer.”

¿Cómo empezó todo?

El último año de carrera, por la situación que nos ha tocado vivir, la incertidumbre era nuestro mayor miedo, pero también nos impulsó a desarrollar una idea y hacerla tangible. Y surgió la idea de crear un estudio.

¿Y el proceso de naming?

Fue realmente agotador. Dar nombre a tu propia creación es lo más difícil, como si de un hijo se tratase. Después de varios meses, la idea surgió desde lo impensable, desde lo mas tonto, pero lógico: a través de un garabato compuesto por nuestras iniciales, que dibujan la forma final de un paraguas (C+J). También viene acompañado de nuestra personalidad, como avisando de La que va a caer, haciendo alusión a nosotras mismas, así que nos va como anillo al dedo.

 

 

Vuestro web se presenta de forma intrigante, con un cielo que amenaza lluvia y la frase “preparándonos para la que va a caer”. ¿Cómo os habéis preparado para iniciar vuestra vida profesional?

A partir de la impulsividad, de considerar la prueba-error como base, de arriesgarnos a ver qué nos depara el sector laboral. Desde el confinamiento hemos ido construyendo La que va a caer a través de una pantalla, ya que cada una se encuentra al otro lado del charco, en Barcelona y Mallorca. Nos hemos ido adaptando a una nueva realidad cambiante durante estos meses.

¿Qué ámbito del diseño gráfico os interesa más, el cultural o el comercial?

Estamos abiertas a los dos, somos como esponjas que absorben ideas, retos, proyectos… Estamos en constante aprendizaje. No nos cerramos a ninguna disciplina creativa. Al revés, el hecho de aunar y participar con otras artes también puede ser de gran aprendizaje para quizás decantarnos más adelante.

Habladnos de algún proyecto presente o pasado que os haya fascinado.

Nuestros referentes abarcan distintas disciplinas, empezando por Muriel Cooper, pionera trazando un nuevo territorio en la comunicación visual y electrónica.

Por otro lado, Pepi de Boissieu, que utiliza el diseño y el arte para crear instalaciones de alimentos y experiencias gastronómicas a medida. Nos llama la atención porque el diseño gráfico traspasa las barreras del papel hacia otros elementos, objetos, instalaciones y espacios.

También somos muy fans de los acabados, como la plataforma Dot Studio, donde puedes encontrar muchos trabajos de otras personas.

 

 

En los últimos años, la lógica cliente-problema-solución está mutando hacia la necesidad de que el diseñador detecte problemas y busque soluciones a partir del empoderamiento y los autoencargos. ¿Qué opináis de estos nuevos planteamientos, os encontráis cómodas en el tiempo que os ha tocado vivir?

Como diseñadoras tenemos la inquietud de intentar mejorar aquello que vemos. Creemos que detectar problemas es una buena vía para proponer soluciones interesantes. También creemos que los autoencargos nos permiten desarrollar un estilo propio y experimentar con diferentes gráficas.

En este momento nos sentimos con muchísima energía, fuerza e ilusión, y eso hace muy placentero nuestro proyecto. A la vez, es difícil sentirse cómodas en la situación actual. En muchos momentos, las limitaciones que nos ha puesto la COVID-19 iban acompañadas de frustración, pero creemos que la comodidad es un estado al que vas llegando poco a poco. Los excesos de comodidad también son peligrosos. Mientras tanto, ¡nos preparamos para La que va a caer!

Últimas noticias

El Acto de Clausura de Diseño, en la cartelera del Aribau Cinema

hace 17 horas

Sesión Informativa Online del Grado Universitario en Bellas Artes

hace 3 días

Las últimas entregas de los estudiantes del Máster Universitario en Design Research

hace 3 días

«Marfantes», el nuevo documental experimental de Anna Moreno

hace 5 días

Otras entrevistas

Nil Olier, el Alumni que ha creado la orla del curso 2023-2024

El triunfo de PEÜCS, la primera exposición de proyectos de Bellas Artes

Dot Lung, social media strategist y docente: «Es importante que las nuevas generaciones utilicen canales más privados»

Entrevista a Cristina Goberna, coordinadora de la Universidad de Verano

Mónica Rikić, docente en BAU: «Necesitamos dedicarle tiempo a las cosas»

Costanza Baj, Alumni de BAU, revela los secretos detrás del éxito de ‘Beyond The Fringe’